julio 19, 2006
Trabajar en lo que no te agrada, es similar a ser Cesante

Leyendo artículos de emprendimiento me sorprendí al leer esta aseveración, la cual indica que la falta de motivación y postergación personal que produce un trabajo que no te gusta es similar o peor que estar sin trabajo, todo esto consecuencia del stress que desencadena en problemas conductuales, de autoestima, familiares, etc.

Supongo que mas de alguien pensara que no existe nada peor que estar sin trabajo, comparto el planteamiento, pero la falta de trabajo puede ser circunstancial y llegar a ser irrelevante en el tiempo, si logramos conseguir un trabajo que nos haga sentir motivados, respaldados, incluso todo esto pasa a ser mas importante que el pago que recibimos por el mismo, por que?, por el nivel de motivación laboral juega un papel tan importantes en nuestras vidas que se relaciona con todo nuestro entorno.

Pero el llamado no es a los desempleados en que ser mas prolijos en su búsqueda, todos sabemos que las cuentas a fin de mes llegan igual y que la nesecidad tiene cara de hereje, el llamado es a los empresarios, personal de recursos humanos y relacionados en general que prioricen la calidad del ambiente y exigencias laborales.
 
posted by Christian H. Franulic C. at 2:47:00 p. m. | Permalink |


3 Comments:


  • At lunes, julio 24, 2006 8:49:00 a. m., Blogger Luis Rojas

    bien me parece que realmente la cuestión es así, muy buena forma de expresarlo.

    yo soy nacido en chuqui, pero vivo ya más de diez años en santiago.

    me parece muy interesante la historia de tú vida (entre lo laboral y lo personal)

    un abrazo

     
  • At lunes, julio 24, 2006 9:55:00 a. m., Blogger Christian H. Franulic C.

    Me alegro y los aun queda mucho por recorrer

    Saludos,

    Christian

     
  • At viernes, septiembre 22, 2006 12:03:00 p. m., Blogger Joachim Seefeldt

    Entendemos el trabajo como una actividad intencionada de las personas como necesariedad en consecución de su sobrevivencia, ya sea en organizaciones como en forma independiente.

    La organización formal incluye a personas (se excluye de este análisis al trabajador independiente) sólo de manera extremadamente limitada y además trabajar en lo que a uno le gusta es visto como fortuna. Esto se traduce contingentemente en que se quieren las responsabilidades laborales, las que se viven igual como obligaciones. Trabajar en lo que no gusta es visto como un mal necesario.

    si te interesa puedes seguir leyendo en mi blog http://joaquinruizbultmann.blogspot.com